Nuestro proyecto es colaborativo. Nos interesa comprender mejor los procesos constructivos, Partimos del aprendizaje de nuestros propios errores. La búsqueda se enfoca en comprender el material que utilizamos, escogido desde la coherencia de su entorno o requerimiento.

Tomamos la técnica como una alternativa, pero cuestionamos el proceso. Nos interesa desperdiciar menos, emplear menos energía en la construcción. Nos preocupamos la procedencia del material. Nos importa conocer de donde vienen los recursos y a quién van. La búsqueda por la alternativa más económica, no es nuestro objetivo, sino el empleo de los recursos. Preferimos que el dinero se quede en el artesano u obrero y no en las grandesempresas.

Nos encontramos en un punto en nuestra carrera donde entendemos el proceso de diseño, como un pensamiento con las manos. Nos importa ser capaces de poder emplear las técnicas constructivas básicas para solucionar nuestros problemas. No nos interesa producir dinero para que otro resuelva nuestras necesidades.

Con humor, desde nuestro oficio, criticamos y protestamos frente a los abusos y atrocidades que los grandes constructores crean en nuestro medio y que muchas veces, tienen la aprobación de nuestros gobernantes.